Ser un ciclista urbano no es una tarea sencilla, sin embargo, la contribución e impacto al medio ambiente, la disminución en los tiempos de traslado (en muchos casos) y la reducción del tráfico vehicular hacen de esta acción algo más que extraordinario.

Antes de enlistarte en la fila de los ciclistas urbanos (o bien si ya lo haces) hay ciertas recomendaciones que harán de tu traslado una actividad segura y placentera.

  • La Seguridad ¡ante todo!, el primer paso está en ti, utiliza siempre un kit de seguridad, casco, guantes, luces y bandas reflejantes. Hazte notar y protégete ante un posible impacto.
  • Sigue los básicos, no transites contra el flujo de los automóviles, toma una actitud tranquila y pierde el miedo, esto te permitirá concentrarte en el camino y no tanto en las emociones.
  • Mantente alerta en todo momento, y “no hagas lo que no quieras que te hagan” como ciclistas, buscamos el respeto de los automovilistas y respetarlos a ellos es parte del equilibrio.
  • Por último, no olvides llevar siempre contigo: cámaras, parches y una multiherramienta.

En Windsor, contamos con una amplia variedad y productos para hacer de tu rodada citadina una experiencia placentera, segura y de calidad.